1.10.06

Como un embudo (vómito onírico)


¿Y qué vendrá a nuestra mesa?
¿Tu mantel tejido con los nervios
descubiertos en la calle?
El dolor del otro, del otro, el otro dolor:
el secreto de esa sonrisa que se asoma:
la felicidad por comparación.
La carne vieja cuelga bajo el miedo,
el grito eterno es silencio, morder es darle luz
a nuestros diálogos anémicos...
Un desfile de dientes se abre paso por tu sueño,
la saliva inunda todo,
es mar cuando la ceguera es caer
en el ombligo
infinitamente.
La piel como la leña, hoy en tu lecho,
la sangre goteando desde el sol,
cada gota una golondrina
volando contra un perro solitario.
Como un embudo lo nombrable acontece y viaja
acogiendo la espiral en su tiempo,
lo amplio es un punto,
la muerte es un punto,
el dolor del otro, el otro, el otro dolor
golpea hasta la cabeza más anestesiada
Una sacudida genital sacude la pertenencia.
Y yo yo yo yo yo yo yo ¿por qué? ¡Porque yo!
Yo es una ilusión.
Yo es una ilusión.
Yo es una ilusión, todo lo demuestra.