6.4.07

Yin Yang

Vicente tiene tres años de edad, corre y grita por todos lados. Es un niño inquieto.
Vicente, su abuelo, tiene noventa y cinco años de edad, permanece gran parte del día sentado en su sillón atento a la presencia de su nieto.
Vicente y Vicente conviven en una reciprocidad de sonido y silencio, movimiento y quietud.