17.4.16

Navegantes ciegos



Nos pasó exactamente lo que les pasa a los navegantes ciegos: chocar con témpanos y creer que los temblores son propios del barco, y que la explosión de agua es lluvia, propia de la estación y del clima. Tan equivocados estábamos.

--Invítame a mirar por sobre el muro, ¿Qué ves?
--Sube y mira por ti misma, pero controla tu ira, no te entristezcas ni te angusties.
--¿Podré ver el final de la historia?
--Claro que puedes. Pero debes saber que este muro es una ilusión, que viajamos en un barco cristalino y que más allá de estos bordes brillantes somos océanos desconocidos, con incontables especies habitando en el interior.






[foto]