21.9.16

Cara feliz



*
Se dice del Karesansui (jardín zen) que las piedras tienen una cara o un lado feliz, y que su arte consistiría en esta apreciación.
La cara visible de las cosas no es exactamente la feliz, como tampoco el oficio desarrollado es una extensión de la virtud profunda.

*
Algunos creían que al acercarse al rectángulo se alejarían de la circunferencia, mas el espacio los sorprendió con un cilindro. Pero para darse cuenta de que ambas figuras estaban contenidas en la misma cosa, tuvieron que desprenderse de la fe geométrica que limitaba el campo de apreciación. Así surgieron las caras felices, como las de aquellas flores pequeñas al curvar el sol su luz sobre los colores en la espera.




-