15.10.16

Pasos alrededor de un té



Él pidió claridad, ella le ofreció un té. Él lo pidió tibio, ella lo consideró y completó con palabras blandas la espera. Sentido del humor. Mientras tanto, afuera, por la ventana, los últimos colores cálidos del día se retiraban con el ademán típico de los días amables, un sol lento que se curva como un caracol en su casa,  un puñado de estrellas como fuegos artificiales asomados desde sus cabellos largos y lisos. Perfume de hojas y madera. Revuélvelo, le puse un poco de miel. Y la miel adoptó la forma de una sonrisa. Gracias, está muy bueno. Y esa sonrisa atravesó la distancia de la ventana del sol amable y adoptó la forma brillante de su boca, y esa boca se transformó en una sonrisa curativa. Polen. ¿Parará la lluvia esta noche? Dicen que habrá luna llena. Estará detrás de esta lluvia, sembrando imaginaciones. Dicen de esta lluvia que mata a los pajaritos. La mayoría de ellos estará arriba, sobre las nubes, contemplando el plenilunio. ¿Quieres más té? Bueno. Pétalos. Vuelo.



.

14.10.16

Entre líneas



El dios de tu escritura descansa

Y mientras descansa

los dioses de ese dios trabajan

entre líneas.




.

11.10.16

Sueño en una vasija




Un insecto de colores metálicos en medio de la nada oscura
habla a través de un rostro apropiado y humanizado:

“Las sombras de los árboles se introducen en el río,
Sin alterar el curso, se posan en el fondo y armonizan con el movimiento transparente del agua.
Y porque las sombras también son transparentes, el río no interrumpe su flujo.
Así conviven los espíritus jubilosos cuando no esconden nudos de la carne.”

La copa de las miradas, el círculo íntimo, contiene la bebida de plata,
a su vez, la sed del viajero adelantado.
Alrededor revolotean formas rígidas en custodia
amenazan como cataclismos.
El viajero abre su boca hacia el poniente,
de su garganta emerge música de diamantes.
Las miradas vaciaron hace siglos la luz del astro.  

En el borde de una corona se desprenden las hojas de los colores,
a su vez de las palabras que pretendían eternizarlas en paisajes de musas.
Las aves negras retornan a la noche,
Y cada una extingue una estrella entre sus alas
Se confunden los navegantes allí
abajo, atribuyendo cualidades absolutas a constelaciones incompletas.

El viajero sigue su camino, saciado, transformado
en perlas que encierran cosmos y cosmos que encierran dioses.








.

5.10.16

El problema



A
decir
verdad yo

no tengo problemas
con Dios

Es Dios
quien tiene problemas

conmigo.




.

3.10.16

Triza de un rasgo



Te pareces a la mujer del verbo
cuando sopla la química del sueño,
Pero también a la música que escuchas.
Entonces ahí un mar recuerda las tazas de la tarde
Y el té presenta en su brillo un carrusel
De reflejos reunidos en fiesta.

La música comienza
en tus labios: un boceto tímido
 Se esfuma en la casualidad
mientras al oído dejo
una vocal insinuada.

Pero esta imagen no te pertenece
como no el silencio a las calles infantiles
por donde retorna el hombre
a buscar su feliz trascendencia

Viva imagen aborda al alma gris
Insufla
 los colores interiores de la reverencia

Un planeta de coros volcánicos
frente a la elocuencia de las olas libres
se desangra
Por la señal premonitoria 
de un mito temible que nos brota.







.