15.10.16

Pasos alrededor de un té



Él pidió claridad, ella le ofreció un té. Él lo pidió tibio, ella lo consideró y completó con palabras blandas la espera. Sentido del humor. Mientras tanto, afuera, por la ventana, los últimos colores cálidos del día se retiraban con el ademán típico de los días amables, un sol lento que se curva como un caracol en su casa,  un puñado de estrellas como fuegos artificiales asomados desde sus cabellos largos y lisos. Perfume de hojas y madera. Revuélvelo, le puse un poco de miel. Y la miel adoptó la forma de una sonrisa. Gracias, está muy bueno. Y esa sonrisa atravesó la distancia de la ventana del sol amable y adoptó la forma brillante de su boca, y esa boca se transformó en una sonrisa curativa. Polen. ¿Parará la lluvia esta noche? Dicen que habrá luna llena. Estará detrás de esta lluvia, sembrando imaginaciones. Dicen de esta lluvia que mata a los pajaritos. La mayoría de ellos estará arriba, sobre las nubes, contemplando el plenilunio. ¿Quieres más té? Bueno. Pétalos. Vuelo.



.