20.12.16

Los amigos de mi humano



Los amigos de mi humano hablan
en lenguas arquetípicas,
valle hermoso donde llueve
plata y las estrellas cantan
aromas frutales.

No entran al jardín
las criaturas de luz extinguida
ni las de fría sangre arrítmica
ni las que como reptiles vibran. Ellas,
horribles, imitan
la forma trágica del ocaso.

Los amigos de mi humano brillan en la noche
y en sus manos habita el calor
original del universo,
herederos son del ángel radiante que vence
en la mañana al viejo impostor del Uno
quien susurra el desvío al viajero y a las tribus
de lenguas pedestres.

Los amigos de mi humano, tocan la tierra
con sus labios y lloran
mineral ardiente cuando se entristecen,
nuevas viñas cuando ríen,
manantial de mieles cuando aman.

Todo es fiesta y regocijo en el círculo de la no-muerte
Y no hay lugar para  las criaturas horribles,
Las que vomitarán veneno de envidia
de la propia fealdad cultivada
frente a un tagut que las calma y las enrabia.




.